Todo sobre el Hnefatalf

mayo 7, 2024

Hnefatalf

El Hnefatalf es el ajedrez vikingo por excelencia. Pertenece a la rama de juegos germánicos denominados “talf” y es un auténtico desafío para cualquier amante de los juegos de estrategia.

Comparte algunas reglas  con el ajedrez general aunque la mayoría de sus técnicas y tácticas son propias lo cual lo convierten en una propuesta de juego exclusiva y muy interesante. A esta característica hay que añadirle su belleza estética. Sin lugar a dudas, es todo un referente de la civilización vikinga, de sus valores y de su forma de ver el mundo.

 

 

¿ Qué otros nombres tiene el ajedrez vikingo?

El Hnefatalf también es conocido como  “Juego de Reyes”; Ambas denominaciones son lógicas ya que, etimológicamente, en el idioma que usaban los antiguos pueblos vikingos ” hnefi” significaba rey y “ talf” quería decir mesa o tabla.

 

 

¿Cómo se pronuncia Hnefatalf?

En Noruego se pronuncia de esta manera “néfa tafol”.

 

 

¿ Cuándo y dónde se creó el Hnefatalf?

Aunque sus orígenes exactos son difíciles de precisar, se cree que el hnefatafl se originó  durante la era vikinga, alrededor del siglo IV d.C, al norte de Europa.

Se sabe que el hnefatafl era popular entre los pueblos nórdicos, especialmente entre los vikingos, porque se han encontrado vestigios arqueológicos que sitúan dicho juego en diferentes puntos del continente europeo que poblaron ( como por ejemplo, Noruega, Suecia o Islandia),exploraron y colonizaron. De hecho, lo difundieron incluso en las islas Británicas, tras una de sus expediciones marítimas.

 

 

¿ Cómo era el ajedrez vikingo en su origen? ¿ Ha sufrido muchas variaciones a lo largo del tiempo?

Se jugaba en un tablero cuadriculado con un número desigual de casillas de 9×9, 11×11 o 13×13. El objetivo principal del juego variaba dependiendo de la versión y las reglas utilizadas, pero generalmente implicaba que un jugador controlará al rey y lo protegiera mientras que el otro jugador intentaba capturarlo.

El hnefatafl no solo era un pasatiempo popular entre los vikingos, sino que también se ha sugerido que tenía connotaciones simbólicas y religiosas para ellos. Algunos investigadores creen que el juego podría haber representado batallas míticas o estratégicas, mientras que otros lo ven como una metáfora de la lucha cósmica entre el orden y el caos en la mitología nórdica.

 

 

Sí, el Hnefatalf ha tenido varias variantes a lo largo de su historia según las diferentes regiones donde se jugaba. Estas variantes pueden variar en el tamaño del tablero, el número y disposición de las piezas, así como en las reglas específicas del juego. Aquí hay algunas de las variantes más conocidas:

 

 

Tipos de tableros

  • Tablero de 11×11: Este tipo de modelo de tablero es el más habitual en el juego del Hnefatalf a lo largo de la historia. Básicamente se trata de la superficie de un cuadrado distribuída en 11 filas y 11 columnas. Dicho tamaño de tablero es cómodo, fácil de adaptar a cualquier situación  e intuitivo para todo aquel que se acerque por primera vez al  rey de los juegos “ talf” por antonomasia.
  • Tablero de 19×19: También es habitual encontrar tableros que se amplían a 19 filas y 19 columnas, con lo cual obtenemos mayor área para que las piezas se muevan con más libertad y para que  las tácticas y estrategias empleadas sean más elaboradas.
  • Tablero de 9×9 o 7×7:  O todo lo contrario, en lugar de ampliar el tamaño del tablero, en ocasiones,  Es una versión  ideal para juegos de viaje, para jugar con niños o como entretiempo rápido a la par que interesante para una estrategia dinámica.

 

 

 

Variantes del Hnefatalf:

  • Tawlbyund (o Tawl Bwrdd):  Es la variante Galesa que se jugaba en un tablero de 11×11, con el mismo número de fichas que el hnefatalf, pero con una colocación diferente para los vikingos.
  • Bran-bhub:  Esta variante irlandesa tiene similitudes con el Hnefatafl escocés (Ard-Ri). El tablero era tambíen de 7×7 y tiene reglas ligeramente diferentes en cuanto a la disposición inicial de las piezas y desplazamiento del Rey.
  • Ard-ri:  Es la variante escocesa con un tablero de 7×7. Tiene mucha similitud con el Hnefatalf.
  • Tablut: Variante de los Saami En el norte de Europa, concretamente en La Ponia, se jugaba sobre un tablero de 9×9.
  • Alea evangelii: Es la versión anglosajón se jugaba sobre un tablero de 19×19. Al igual que en los dos casos anteriores, este tipo de Hnefatalf se jugaba con ardor en las islas Británicas durante Edad Media. Aunque las reglas exactas pueden variar dependiendo del marco geográfico, presenta una disposición inicial específica de las piezas, así como reglas únicas para la captura y movimientos del rey.
  • Fidchell:  El Hnefatalf irlandés considerado como el ajedrez celta, es pura magia para los sentidos. De estética  arraigada en la mitología y símbolos celtas fue muy popular en Irlanda durante la Edad Media.  El tamaño del tableros puede variar mucho según la zona o comunidad en la que se jugaba. Era un tablero de forma circular. Parece ser que originalmente lo jugaba solo los druidas sobre un tocón. Dentro de los juegos de la rama “ talf” se caracteriza por tener más personalidad, con reglas únicas que afectan a todos los elementos de la dinámica de juego.

    Estas son solo algunas de las variantes más destacadas del Hnefatafl, pero hay mucho más por descubrir: La idiosincrasia del Hnefatalf, según la zona / época en la que se ha jugado, es inmensa. Cada variante tiene su propio conjunto de reglas y características concretas que le dan esa energía atrayente, competitiva y misteriosa que tantas alegrías nos proporciona a los amantes de este juego.

     

     

    ¿Por qué ha vuelto a ser popular el Hnefatalf?

    La divulgación y fama del Hnefatafl ha experimentado un resurgimiento notable en la última década, especialmente entre entusiastas de los juegos de mesa históricos, la cultura vikinga y los juegos de mesa de estrategia y táctica. Varios factores han contribuido a este renacimiento. Vamos a detenernos en los más relevantes:

     

     

    • Interés en la historia y la cultura vikinga: Series de televisión, películas, novelas escritas, el universo cómic o bandas de rock, postgrunge y heavy metal, se han sentido identificados con la estética y cultura vikinga hasta tal mimetización, que han vuelto a poner en relevancia, a hacerla habitual en nuestra cotidianidad y retina, recreando hasta el milímetro lo que conocemos de dicho pueblo, entre otras cosas,los juegos con los que llenaban sus momentos de ocio así como sus inquietudes místicas.
    • Comunidades en línea y eventos: La disponibilidad de comunidades en línea dedicadas a los juegos de mesa históricos ha proporcionado un espacio para que los entusiastas del Hnefatafl se reúnan, compartan estrategias y organicen eventos y torneos. Estas comunidades fomentan la difusión del juego y ayudan a mantener viva su popularidad. Hoy en día, es muy común ver el Hnefatalf en cada feria de artesanía, mercado medieval o exposición de juegos de mesa que se precie.
    • Nuevas ediciones y adaptaciones: Los fabricantes de juegos de mesa han comenzado a producir nuevas ediciones y adaptaciones del Hnefatafl, con tableros y piezas de alta calidad y gran precisión de tallado. Estas nuevas versiones atraen a jugadores actuales así como a coleccionistas, amantes de la Historia y decoradores de interiores que ven en su estética, materiales y acabados, un producto de gran valor cualitativo.
    • Juegos de mesa como forma de entretenimiento alternativa:  Hartos del aislamiento provocado por el uso y abuso de las pantallas y la soledad y trastornos a los que aboca, ha aumentado exponencialmente ( y afortunadamente) el interés en los juegos de mesa en general. A raíz de esta nueva situación,el Hnefatalf ha sido rescatado , tiene un nuevo público y se está erigiendo como lo que siempre ha sido, y fue: EL REY DE LOS JUEGOS.
    • Preservación cultural: Para algunas comunidades y grupos étnicos, el Hnefatafl no es solo un juego sino es una parte primordial de su herencia cultural y una forma de preservar y transmitir su historia. Esto ha llevado a un renovado interés en el juego como una forma de mantener vivas las tradiciones y la identidad cultural.

     

     

    En resumen, la popularidad moderna del Hnefatafl ha sido impulsada por una combinación de factores, que van desde el interés en la historia y la cultura vikinga hasta la disponibilidad de nuevas ediciones y la presencia de comunidades en línea dedicadas al juego. Este resurgimiento ha llevado a un aumento en la visibilidad y el disfrute del Hnefatafl en todo el mundo.

     

     

    ¿Dónde encontrar una comunidad de hnefatalf? ¿Existen torneos?

    Te hacemos un resumen de los más relevantes y activos:

     

    Torneos en línea: Existen plataformas en línea donde los entusiastas del Hnefatafl organizan torneos y competiciones.

    http://aagenielsen.dk

    https://www.chess.com

     

    Comunidad:

    Ya has encontrado una, la nuestra, en la que nos puedes preguntar todas tus dudas.

    También puedes buscar en subreddit r/hnefatafl en Reddit y diversos grupos de Facebook dedicados al Hnefatafl.

     

    Juego online:

    https://www.lutanho.net/play/hnefatafl.html

     

    Juegos y ferias de juegos de mesa:

     

    En las convenciones de juegos de mesa o ferias de ocio que participa la plazoletaartesanos.es podrás encontrar mesas dedicadas al Hnefatafl, donde los jugadores pueden participar en partidas y aprender más sobre el juego.

     

    Si estás interesado en participar en torneos o eventos relacionados con el Hnefatafl, te puedes poner en contacto con nosotros y te informaremos de las próximas convenciones y torneos disponibles

     

     

    ¿Cómo se juega al Hnefatalf?

    Las reglas del hnefatalf son muy fáciles de asimilar. Es sin duda un juego espectacular, simple pero a la vez muy estratégico.

    Antes de empezar, Como cabe suponer después de tantos siglos, es natural que las reglas no se conozcan con una precisión absoluta. 

    Existen algunas discrepancias sobre las normas del Hnefatafl, sobre todo con el desplazamiento del rey (una variante propone que el rey se mueva como los soldados), pero el reglamento que mejor conduce a unas partidas equilibradas es el que sigue. Las reglas son las mismas para todas las variantes de los juegos Tafl.

    Objetivo del juego:

    • Los blancos ganan si eliminan a todas las fichas negras o si el Rey logra huir del tablero por una de las cuatro esquinas. 
    • Los negros ganan si capturan al Rey.
    • También perderá el bando que no pueda realizar ningún movimiento.

    Preparación del juego:

    El tablero tiene  11×11 cuadrados.

     

    El jugador  blanco coloca sus piezas en el centro del tablero. Está formado por doce soldados (llamado Hunns o Tæflor) y  un Rey (Hnefi, una ficha más alta).

    El jugador negro coloca su fichas alrededor de las blancas. Son en total 24 peones que se reparten en grupos de 6 en los cuatro laterales del tablero (ver dibujo). 

    Empieza la partida el jugador de las fichas negras.

    Desplazamiento:

    Todas las piezas, “los Hunns” (menos el Rey) se desplazan de manera ortogonal (a

    lo largo de una fila o columna) y pueden recorrer cualquier distancia siempre que

    no encuentren obstrucciones en su paso, (se mueve como la torre en el ajedrez).

    Los Hunns pueden pasar a través del trono siempre y cuando esté desocupado

    pero no pueden terminar sobre él.

    El Rey sólo puede moverse un máximo de tres casillas, ya sea en horizontal o en

    vertical. El Rey puede entrar y salir del trono a placer.

    No se puede “saltar” por encima de una ficha propia o ajena, ni terminar el

    movimiento en una casilla ocupada. 

    Los jugadores mueven una pieza por turno.

    Variante de desplazamiento:

    Existe una variante común en el que el rey se mueve como el resto de los soldados (Hunns) como una torre de ajedrez.

    Capturas:

    Una pieza es eliminada cuando dos peones rivales la atrapan entre sí, ya sea en

    sentido vertical u horizontal. Las capturas sólo se efectúan cuando ha sido el

    atacante el que encierra a su rival, y no cuando éste coloca una de sus piezas

    entre dos enemigas.

    Para liquidar a un enemigo también se puede utilizar el trono (ver trono hostil) y las

    casillas de fuga, que ejercen como una pieza aliada a la hora de atrapar a un

    rival. La acción de arrinconar a una pieza contra el borde del tablero, por contra,

    queda sin efecto (ver ejemplos).

    El rey blanco, captura y es capturado de la misma manera que los soldados, con 2 excepciones:

    • Si se encuentra en el trono habrá de ser rodeado por los cuatro costados.
    • Si se encuentra en una casilla adyacente al trono, habrá de ser rodeado por los tres lados libres

    Reglas especiales sobre las casillas salidas y el trono:

    Ningún soldado puede parar sobre una de las 5 casillas. Puede pasar por encima del trono pero acabar su movimiento en él.

    Estas casillas son agresivas a quien se acerque, significa que si un enemigo está pegado a una de estas casillas, el adversario podría mover una de sus fichas para acorralar en sándwich sobre dicha casilla, utilizando la casilla como un comodín.

    Trono hostil:

    El trono siempre es hostil a los atacantes, pero solo hostil a los defensores cuando

    está vacío.

    En la variante que el rey se mueva en torre, el trono es siempre hostil incluso si el rey está sobre su trono.

    Puedes conseguir las reglas completas en pdf del hnefatalf si nos mandas un email a info@laplazoletaartesanos.es.

     

     

    Estrategias del hnefatafl

    Como ya hemos vislumbrado anteriormente, el Hnefatafl es un juego de estrategia y  táctica que requiere de altas dosis de habilidad y astucia para conseguir ganar. Para ayudaros, os dejamos algunos trucazos a tener en cuenta:

     

    • Acechar constantemente y no perder jamás de vista el centro del tablero:El centro del tablero es crucial en el Hnefatafl pues representa la puerta de entrada a todas las partes del tablero y permite una mayor movilidad para las piezas. Controlar el centro del tablero te dará una indiscutiblemente ventaja sobre tu adversario, coartando su movimiento y logrando que tú y solo tú seas la voz líder de la jugada.

     

    • Proteger con uñas y dientes al rey:  En la mayoría de  variantes del Hnefatafl, el objetivo principal del juego es proteger al rey o capturarlo, dependiendo del bando en el que te encuentres.Por lo tanto, si te ha tocado en el lado de los guerreros fieles al Rey, es fundamental protegerlo y mantenerlo fuera del alcance de las fauces enemigas colocando tus piezas alrededor del monarca  a modo de fortaleza y escudo.

     

    • Uso eficaz de las piezas más débiles:  Aunque las piezas más débiles en el Hnefatafl tienen movimientos muy limitados en comparación con el rey, son tremendamente útiles para bloquear el movimiento de las piezas enemigas y proteger al rey. Aprende a utilizar estas piezas de manera efectiva como parte de tu estrategia tanto defensiva como ofensiva. ¡ Ya verás la gran diferencia en tus próximas jugadas!

     

    • Crear amenazas múltiples:  Para aumentar la presión sobre tu contrincante, trata de crear amenazas múltiples al únisono y  ubicadas en diferentes partes del tablero. Con esa maquiavélica decisión, obligarás a tu oponente a dividir sus recursos y tomar decisiones peliagudas sobre cómo responder a tus movimientos.

     

    • Anticipación y planificación:   Tal y como ya sabrás pues es un factor común en muchos juegos de estrategia, la anticipación y la planificación son claves en el Hnefatafl. Intenta prever los movimientos de tu oponente y planifica los tuyos propios en consecuencia. 

     

    • Sacrificio táctico:   En ciertas situaciones, puede ser beneficioso sacrificar la pieza más débil para obtener una posición estratégica más ventajosa o para capturar piezas enemigas clave. No tengas miedo, es un sacrificio que a lo largo de la partida, te convendrá enormemente.

     

    Estos son solo algunos de los aspectos estratégicos fundamentales del Hnefatafl. A medida que juegues más partidas y adquieras experiencia, desarrollarás una comprensión más profunda de las complejidades tácticas del juego y podrás mejorar tu habilidad estratégica.

     

     

    Bibliografía sobre el hnefatalf:

    Existen varios artículos y libros que exploran la historia, las reglas y las estrategias del Hnefatafl. Aquí hay algunas recomendaciones:

    • “The Viking Game: The Hnefatafl Board Game” por Michael Jameson: Este libro ofrece una visión detallada del Hnefatafl, incluyendo su historia, reglas del juego y estrategias. También proporciona información sobre cómo hacer tu propio tablero y piezas de juego.

     

    • “Playing Hnefatafl: The Strategic Board Game of the Vikings” por Jesse Robinson: Este libro ofrece una introducción práctica al Hnefatafl, con reglas claras y explicaciones detalladas de las estrategias clave del juego. Es una excelente opción para aquellos que quieren aprender a jugar o mejorar sus habilidades.

     

     

    Qué impacto cultural ha tenido el ajedrez vikingo y sus variantes.

    Nos gustaría acabar este blog en honor al Hnefatalf, hablando sobre el impacto cultural que ha tenido a lo largo de la historia, especialmente en las regiones nórdicas donde se originó. Aquí hay algunos aspectos del impacto cultural del Hnefatafl:

    • Herencia vikinga: El Hnefatafl se considera un juego tradicional de la era vikinga y está estrechamente asociado con la cultura y el legado de los vikingos. Como tal, ha contribuido a la imagen popular y la comprensión pública de los vikingos como una civilización con una rica tradición cultural.
    • Representación en la literatura y el arte: A lo largo de los siglos, el Hnefatafl ” ha aparecido en la literatura y el arte, tanto en las sagas nórdicas como en obras de arte pictóricas. Estas representaciones han ayudado a preservar y difundir el conocimiento del juego a lo largo del tiempo.
    • Simbolismo y metáfora: Para algunos, el Hnefatafl tiene un significado más profundo que va más allá del juego en sí mismo. Se ha interpretado como una metáfora de la lucha cósmica entre el orden y el caos en la mitología nórdica, así como una representación simbólica de la guerra y el conflicto en la sociedad vikinga.
    • Preservación cultural: En las regiones nórdicas y otras áreas donde se juega el Hnefatafl, el juego ha sido una parte importante de la herencia cultural y se ha utilizado como una forma de preservar y transmitir la historia y las tradiciones locales a las generaciones futuras.
    • Renacimiento moderno: En tiempos modernos, el Hnefatafl ha experimentado un resurgimiento de interés, lo que ha llevado a la organización de eventos, torneos y comunidades en línea dedicadas al juego. Este renacimiento ha contribuido a mantener viva la práctica del Hnefatafl y a fomentar un mayor aprecio por su importancia cultural e histórica.

    En resumen, el Hnefatafl ha dejado una marca duradera en la cultura y la historia, tanto en las regiones nórdicas como en el mundo en general. Como un juego que ha perdurado a lo largo de los siglos, sigue siendo una parte importante del patrimonio cultural y una fuente de inspiración para aquellos interesados en la historia y la tradición vikinga.

     

     

    Artículos relacionados

    Juegos de mesa

    Juegos de mesa

    Con los juegos de mesa podrás vivir momentos inolvidables. Es la mejor forma para reunirse y...

    ¡Ven a conocernos!

    ¡Ven a conocernos!

      Estaremos encantados de explicarte nuestros juegos y de charlar de tú a tú.   ...

    ×